Archivo de la categoría: Mantenimiento del césped natural

Para conseguir que nuestro jardín luzca perfecto, es muy importante realizar un buen mantenimiento del césped natural.

Conocer las necesidades que pueda tener en las diferentes épocas del año, es fundamental para su perfecto desarrollo y crecimiento.

Son tareas que no requieren mucho tiempo pero de vital importancia para el césped natural, realizando diariamente unos pequeños cuidados al jardín conseguiremos que luzca con un perfecto manto verde.

Escarificado y aireado del césped                        — Ventajas del césped natural

Mantenimiento del césped en otoño                  — Cómo instalar tepes

Venta de césped natural                                           — Ventajas del césped natural

Mantenimiento del césped en otoño                  — Fertilizantes para césped

Escarificado y aireado del césped                        — El césped en invierno, consejos útiles

Diseño de jardines con césped                              — Decoración de jardines con césped

Herramientas más utilizadas en el jardín         — Thatch en el césped

Cuidados del césped en noviembre                   — El riego en el césped

Cuidados del césped en junio                               — Cuidados del césped en verano

Cuidados del césped en julio y agosto              — Tipos de suelo para césped

Trastornos del césped                                              — Césped dañado

Renovar el césped viejo                                           — Crecimiento del césped

Césped en primavera                                               — Abonar el césped en primavera

Cuidados del césped en mayo                             — Cuidados del césped en abril

Cuidados del césped en marzo                           — Cuidados del césped en primavera

Cómo cuidar el césped en febrero                     — Cuidados del césped durante el invierno

Cómo cuidar el césped en enero

Cómo proteger al césped de heladas, frío y lluvias

Clases de semillas de césped para zonas templadas

Mantenimiento del césped natural en invierno

Durante el invierno las tareas de mantenimiento del césped son mínimas, pero hay que mantener algunos cuidados para que el frío no dañe a la planta

Durante el invierno las tareas de mantenimiento se ralentizan al igual que el crecimiento del césped natural, pero eso sí, las condiciones climatológicas de esta época del año pueden dañar seriamente a la planta.

Habitualmente las tareas que realizamos durante el año al césped son de riego, siegas o abonado, en la estación invernal se minimizan, siempre dependerá de la zona dónde nos encontremos.

Parece que durante esta época el jardín queda relegado a su uso, pero el mercado nos ofrece la posibilidad de que esto no sea así con la instalación de rollos de césped natural o tepes. De esta manera en estas fechas tan especiales que hay durante el invierno, podemos aprovechar el jardín y celebrar en él encuentros con familiares y amigos.

Presupuesto de césped natural

Los tepes son planchas de tierra con césped natural con una gran capacidad de adaptación y de regeneración, por eso pueden instalarse en cualquier momento del año y en todo tipo de terreno. De esta manera durante el invierno podremos disfrutar de nuestro jardín sin ningún problema. Solicite presupuesto sin compromiso.

Los problemas que suele presentar el césped natural durante el invierno son ocasionados por la climatología, exceso de lluvias, heladas o nevadas pueden causar serios daños al jardín.

Vigilar el estado del césped natural durante el invierno es esencial para su perfecto crecimiento

Durante el invierno se ralentizan las tareas de mantenimiento del césped natural, pero pondremos mucho cuidado en vigilar que las condiciones climatológicas tan adversas no dañen a la planta.

Para ello sólo tendremos que estar un poco pendiente de cómo aparezca el jardín por la mañana, si cubierto de hielo, de hojas,…

Recogida de hojas secas
Recogida de hojas secas

En esta estación el jardín sigue apareciendo cubierto de hojas, menos que durante el otoño, pero hay que retirarlas igualmente. Retiraremos todas ellas con ayuda de un rastrillo pasándolo muy suavemente para no dañar al césped.

Con esta acción garantizamos que las raíces y la planta en sí reciben la luz y el sol suficiente, y evitamos que la descomposición de estos desechos dañe al césped natural.

Las hojas secas, las heladas, lluvias o nevadas pueden causar graves daños al césped natural, actuar a tiempo es vital

Es muy común durante el invierno levantarnos por la mañana y ver un manto blanco fino cubriendo el jardín, o directamente una nevada. Ambas cosas son perjudiciales para el césped, pero sí que es cierto que una más que otra.

En el caso de las nevadas actúan como aislante natural, manteniendo a la planta a una temperatura de 0º grados y no dañando en consideración al césped. Por el contrario, las heladas, al formar un manto muy fino tardan más en derretirse y llega a amarillear la planta.

Césped en época invernal
Césped en época invernal

Podemos eliminar este fino manto con un riego ligero, pero eso sí, siempre que ese día haga sol y lo realicemos a la hora del mediodía. Evitaremos que se acumulen helada tras helada en el césped y dañándolo seriamente. Por supuesto no es aconsejable pisar el césped mientras esté helado, ya que la planta se quebraría fácilmente.

La altura de corte durante el invierno se sube a unos 5 cm aproximadamente, de esta manera proporcionamos al césped natural más fuerza. La siega nunca debe realizarse con el césped helado, ya que las puntas sufrirían de deshidratación y dañaríamos a la planta.

Durante el invierno se realizan pequeños cuidados en el césped natural pero son fundamentales para que no sufra daños por el frío

Nuestra recomendación es pisar el césped natural lo menos posible durante el invierno, sobre todo en terrenos muy arenosos. En este caso produciríamos que la tierra se compactase contra el barro y al mantenerse húmedo durante mucho tiempo resultaría dañado.

El exceso de humedad durante la estación invernal es bastante común, ya sea por un exceso de lluvias, las heladas o el rocío de las mañanas. Por esta razón el riego prácticamente se extinguirá. Una excesiva humedad provoca a la planta asfixia en sus raíces y la aparición de hongos.

Césped nevado
Césped nevado

El musgo es un elemento muy habitual en esta época del año debido a ese exceso de humedad. Para evitar su propagación y la aparición de calvas en el jardín, utilizaremos un musguicida, con un aporte extra de hierro y azufre, elementos esenciales para combatir el frío invierno.

El abono al igual que las demás tareas se paraliza, realizaremos la primera al final de la estación invernal. Sólo en el caso de que observemos en el césped una gran deficiencia o muy baja coloración, realizaremos un abonado bajo en sodio y nitrógeno.

Durante la estación invernal podemos realizar tareas de mantenimiento en la maquinaría utilizada en el jardín

Es recomendable aplicarlo con una temperatura a partir de 14º grados, y siempre que sean abonos orgánicos y ricos en oligoelementos.

El césped natural ralentiza su crecimiento durante el invierno, pero al contrario ocurre con las malas hierbas, éstas cogen más fuerza. Si en el otoño no hemos aplicado un herbicida, es más habitual que aparezcan en invierno.

Las debemos eliminar, en el caso de ser pocas se podrán quitar manualmente, y por el contrario utilizaremos un tratamiento herbicida en el caso de que veamos que son excesivas. Para aplicarlo es mejor esperar cuando la temperatura alcanza los 14º grados aproximadamente.

Abono perlado
Abono perlado

Comprobará como las tareas de mantenimiento del césped durante el invierno son mínimas, son más de vigilancia que de trabajo en sí. Pero siguiendo estos cuidados conseguiremos que no sufra grandes daños durante esta estación.

Otra de las tareas que podemos realizar son las de mantenimiento de la maquinaria. Elementos tan importantes y esenciales como el cortacésped deben estar a punto para cuando comience la temporada. Realizaremos una limpieza general, engrase, limpieza y ajustes de bujías, procederemos a vaciar los depósitos de aceite y de gasolina, y por último extraeremos la batería y verteremos agua destilada.

Con estos cuidados nuestro césped natural del jardín llegará a la primavera en perfecto estado y listo para su disfrute.

Otros artículos de interés:

Cómo instalar tepes

Decoración de jardines con césped

Ventajas del césped natural